Maternidad subrogada en Inglaterra

 Maternidad subrogada en Inglaterra

Gran Bretaña es uno de los pocos países en el que el gobierno es muy tolerante respecto a la maternidad subrogada no lucrativa. En 1990 el Parlamento británico aceptó primera ley sobre la maternidad subrogada en Inglaterra que provocó creación de un Departamento especial de Embriología y Fecundación in vitro. Las obligaciones principales de este Departamento son no solo el control y la regulación de los ciclos de FIV, vitrificación y conservación de óvulos, esperma y de embriones, sino también el Departamento ofrece una información completa a las parejas infértiles interesadas en los programas de maternidad subrogada en Inglaterra, donación de ovocitos y sobre los adelantados científicos en el campo de la Embriología.

Mr. Justice Baker, juez de la “High Court of Justice” señala que a veces la unión creada entre la madre subrogada y el bebé es demasiado fuerte para que la madre subrogada pueda entregarle al bebé a otra gente, incluso si son sus padres biológicos.

En la legislación sobre la maternidad subrogada en Inglaterra solo se contemplan algunas ocasiones en las que los padres biológicos tienen derecho a requerir en un juicio reconocerles como los padres oficiales del niño:

  • La pareja tiene que estar oficialmente casada
  • En la concepción del niño fue utilizado el material genético de al menos uno de los cónyuges
  • Los padres entregaron su petición al juzgado antes de pasar los 6 meses después del nacimiento del niño
  • Al menos uno de los cónyuges es residente de Gran Bretaña
  • Los padres biológicos del bebé son mayores de edad
  • El niño y los padres biológicos están empadronados en el mismo lugar
  • La mujer que ofrece su alquilar vientre firma una renuncia antes de las 6 semanas después del parto
  • Los progenitores biológicos han recompensado todos los gastos relacionados con el embarazo durante todo el curso del programa a la mujer que permitió alquilar su vientre.