Fecundación in vitro – indicaciones y resultados

Fecundación in vitro – indicaciones y resultados

Fecundación in vitro (FIV) es uno de los métodos más efectivos y modernos para el tratamiento de la infertilidad, durante el cual las etapas de fecundación y desarrollo inicial del embrión se producen fuera del organismo materno.

Este método permite tener hijos a las familias con las formas de infertilidad más complicadas, que antes no tenían ninguna oportunidad. En los casos en los que la fecundación in vitro es la única posibilidad, la pareja debe estudiar en detalle todo el procedimiento, conocer los tipos de fecundación in vitro y las diferencias.

Diferentes factores pueden ser causantes de situaciones clínicas que hagan necesario el uso de la fecundación in vitro. Este método de tecnología de reproducción asistida está indicada con:

  • Endometriosis
  • Factor tuboperitoneal de infertilidad
  • Forma inmunológica de infertilidad
  • Formas hormonales de infertilidad, con las que es imposible conseguir la ovulación con medicamentos
  • Factores masculinos de infertilidad
  • Infertilidad inexplicable

Etapas del programa de fecundación in vitro

Preparación del ciclo

La preparación para la FIV consiste en la consulta con los especialistas de la clínica, determinación del tratamiento, el plan con el que se va a proceder. Basándose en los datos obtenidos (la edad de la pareja, el tipo de infertilidad, su duración, los resultados de tratamientos anteriores), el medico decide los procedimientos diagnósticos a realizar y el tratamiento. Para la consulta lo mejor es tener los resultados de los análisis anteriores. Si se han realizado hace poco es posible que no se tenga que realizar otra vez. Después empieza el ciclo FIV.

Hiperestimulación controlada de ovarios

La hiperestimulación durante la fecundación in vitro se realiza de acuerdo a determinados protocolo. La elección del protocolo depende de las causas de la infertilidad, el tratamiento anterior y otros factores.

Se utilizan los siguientes protocolos:

Protocolo largo.

En la mayoría de los casos, FIV se realiza con el protocolo largo. En el día 19-24 del ciclo se realiza una inyección de Diferelina-Depo o de su análogo. Después de esto en el periodo normal comienza la menstruación. Después de catorce –dieciséis días se realiza la estimulación con gonadtropinas, después de lo que empieza la maduración de los folículos. Más tarde después del control ecográfico y la cantidad de estrógeno se realiza una corrección de la dosis de gonadotropinas, y cuando los folículos están completamente maduros se prescriben medicamentos que ayudan a la ovulación. Estos medicamentos se inyectan 32-36 horas antes de la punción folicular.

 

Protocolo corto

Este protocolo se realiza cuando hay una mala respuesta de los ovarios. Empezando el segundo día del ciclo se inyecta Diferilina durante tres días. Después se empieza con las gonadotropinas. En algunos casos para prevenir una ovulación antes de tiempo desde el día doce se inyectan antagonistas Lg-Rg. Cuando el folículo dominante alcanza el diámetro necesario se estimula la ovulación.

 

La fecundación in vitro con ciclo natural.

Cuando hay una mala respuesta con la estimulación de gonadotropinas se realiza la fecundación en el ciclo guardado. Se realiza un seguimiento hormonal y ecográfico, a veces para prevenir una ovulación antes de tiempo se pueden prescribir medicamentos. Antes de la punción planeada se estimula la ovulación con medicamentos.

Punción de los folículos

Después de 32-36 horas de estimulación ovárica se realiza la punción. Bajo anestesia se realiza la punción. La manipulación se realiza a través de la pared del útero con control de un ecógrafo. Después durante dos horas la mujer se encuentra en la clínica para que se controle su estado. Ese mismo día el hombre entrega el esperma.

Fecundación extra corporal

Cuando los óvulos y el esperma son obtenidos se realiza el proceso de fecundación in vitro. Existen los siguientes tipos de fecundación in vitro:

FIV común – a los óvulos obtenidos se añaden más de diez millones de espermatozoides activos, con este proceso la fecundación se realiza sin mayor intervención.

ICSI (Inyección intracitoplasmática de espermatozoides) – con ayuda de un micro manipulador el embriologo introduce un espermatozoide dentro del citoplasma del ovulo. Para este proceso son necesarios unos pocos espermatozoides. Esto permite obtener buenos resultados de fecundación extracorpórea incluso con infertilidad masculina grave.

Cultivo de embriones

Tras esto los embriones se cultivan. Pasadas las primeras dieciséis horas de la fecundación ya es posible conocer como de efectiva ha sido. Los embriones obtenidos se colocan en una incubadora que mantiene un ambiente adecuado para su crecimiento, este ambiente recuerda el hábitat intrauterino.

Transferencia de embriones

El procedimiento de transferencia de embriones se realiza desde el segundo al quinto día de su aparición (el día de la punción es el día 0). Con la ayuda de catéter los embriones se transfieren al útero. Durante una hora la mujer debe estar tumbada en un ambiente tranquilo.

Diagnóstico del embarazo

Después de la transferencia de los embriones al útero de la mujer se espera dieciséis días para realizar al análisis de hCG. Esto permite evaluar los resultados del programa, hay embarazo o no. A veces es necesario repetir el análisis, dos días más tarde. Si el resultado es positivo – el tan esperado embarazo ha llegado.

Precio total del tratamiento

SUBROGACIÓN

FIV CON ÓVULOS DONADOS