Métodos ICSI, PICSI e IMSI, ¿cuál es la diferencia?

25.02.2021
Categoría:
Métodos ICSI, PICSI e IMSI, ¿cuál es la diferencia?
En este articulo:

El proceso mismo de concebir un hijo es conocido por todos desde hace mucho tiempo. Pero no todo el mundo puede entender esto a nivel celular. La célula reproductora masculina es un espermatozoide de hasta 50 micrómetros de tamaño, y después de eyacular en la vagina de una mujer, tiene que recorrer un camino decenas de miles de veces más grande de su tamaño. Un camino que requiere mucha energía, y luego todavía necesita entrar al óvulo y fusionarse con él. Solo los espermatozoides sanos son capaces de esto. Pero hoy en día, la ausencia o una pequeña cantidad de estas células en los hombres es bastante común. A esto se le llama infertilidad masculina.

Esta es una condición en la que el esperma masculino es de mala calidad:

  • falta de espermatozoides vivos y activos en el eyaculado;
  • una gran cantidad de células patológicas;
  • mutaciones genéticas;
  • esperma inactivo;

La presencia de al menos uno de estos indicadores puede provocar infertilidad masculina. Y, curiosamente, no ocurre con menos frecuencia que en las mujeres, en alrededor del 40%.

A veces, para mejorar la calidad de los espermatozoides, es suficiente cambiar el estilo de vida, abandonar los malos hábitos y someterse a una terapia hormonal. Pero este no es siempre el caso, y no importa cuánto lo intente un hombre, sus espermatozoides igualmente no pueden fertilizar un óvulo.

En este caso, los médicos recomiendan recurrir a tecnologías de reproducción asistida.
Uno de ellos es la fecundación in vitro (FIV) o un procedimiento «in vitro». La FIV es un programa de inseminación artificial que se lleva a cabo fuera del cuerpo de la mujer, en un entorno de laboratorio. De manera simplificada, un médico especialista en reproducción toma un óvulo de la mujer y toma el esperma del hombre. Luego se colocan en un recipiente conjunto, donde tiene lugar la fertilización. Luego, durante 3-5 días, el óvulo fertilizado se desarrolla y crece. Y el embrión ya formado, vivo y sano se implanta en el útero de la futura madre. Así es como se veía este método desde el principio. Pero con el tiempo, los médicos expandieron las posibilidades de este método.

Hoy tenemos acceso a suplementos de fecundación in vitro, que tienen como objetivo eliminar los problemas del lado masculino. De hecho, a veces, la calidad de los espermatozoides no permite que los espermatozoides penetren en el óvulo, incluso estando en el mismo tubo. Así, apareció un método para seleccionar manualmente los mejores espermatozoides y luego fertilizar un óvulo directamente.

Método ICSI

ICSI (IntraCytoplasmic Sperm Injection) traducido literalmente como «inyección de esperma en el óvulo». Es la primera técnica de fecundación in vitro complementaria que ha aparecido. Su esencia es que primero el médico reproductólogo, utilizando un microscopio electrónico, con un aumento de 400-600 veces, selecciona un espermatozoide. Así, puede ver todas las patologías, mutaciones, actividad celular y elige el más saludable. Ya que solo un espermatozoide sano puede dar un bebé sano.

Lo coge y lo coloca en una aguja especial muy pequeña. Además, con la ayuda de esta aguja, perfora la capa exterior del óvulo e inyecta el espermatozoide directamente en su citoplasma. Por lo tanto, el médico fertiliza el óvulo. Esto sucede con todos los óvulos recibidos de una mujer. A continuación todo sucede como en la FIV abitual: incubación del embrión, implantación uterina y un embarazo exitoso.
Agregar ICSI a la FIV aumenta significativamente las posibilidades de una fertilización exitosa y el nacimiento de un niño sano.

Se recomienda cuando:

  • Cualquier causa de infertilidad masculina;
  • Mujeres mayores de 40 años, ya que la pared del óvulo es más gruesa;
  • Más del 50% de fertilizaciones fallidas con FIV;
  • Factores inmunológicos;

Pero los médicos no se detuvieron allí, continuaron su investigación y decidieron que el procedimiento podría mejorarse aún más. Esto fue facilitado por el progreso técnico, es decir, microscopios más potentes. Y luego apareció un nuevo método: IMSI y PICSI.

Técnica PICSI

PICSI (Physiologic Intra Cytoplasmic Sperm Injection) si literalmente, se traduce como «inyección fisiológica intracitoplasmática de espermatozoides». Este método también es una adición al procedimiento ICSI. Pero además de la selección visual, con un aumento de 400 veces, también se agrega la determinación de la actividad fisiológica del espermatozoide utilizando medios especiales. Se agregan al «tubo» con esperma, y ​​simulan condiciones lo más cercanas posible a la penetración del espermatozoide a través de todas las membranas del óvulo.
Por lo tanto, el médico comprueba la madurez de los espermatozoides, la actividad, la «fuerza» fisiológica y la capacidad de interactuar con el óvulo. En su decisión, el médico se guía no solo por los datos visuales, sino también por las características químicas y biológicas de los espermatozoides.
A continuación, el procedimiento se lleva a cabo como en la FIV + ICSI habitual. Como muestra la práctica, PICSI aumenta las posibilidades de un embarazo exitoso en un 25-35%.

Técnica IMSI

IMSI (Intracytoplasmic Morphologically selected Sperm Injection) que en traducción significa «inyección intracitoplasmática de espermatozoides seleccionados morfológicamente». Esta técnica es una adición al procedimiento ICSI. Pero hay una diferencia principal: es un microscopio. Durante el IMSI, se utiliza el aumento de 6000 veces.
Este método está disponible solo después de la aparición de microscopios modernos y potentes. Este aumento permite ver no solo la movilidad y vitalidad de los espermatozoides, sino también realizar su selección morfológica.

¿Qué significa eso? Casi todos los hombres tienen espermatozoides desarrollados patológicamente: dos cabezas, bifurcación de la cola, ausencia de un núcleo dentro de la célula u otras mutaciones, pequeñas mutaciones en la estructura morfológica de los espermatozoides. Normalmente, solo hay unos pocos de esos espermatozoides. Pero, por diversas razones, pueden llegar a ser mucho más y luego el embarazo no ocurre u ocurre, pero el niño nace con patologías.

A su vez, el método IMSI permite seleccionar el mejor espermatozoide y fertilizar. Además, el procedimiento se lleva a cabo de acuerdo con el protocolo estándar IVF + ICSI.
Como muestra la práctica, el procedimiento IMSI adicional aumenta la tasa de éxito de la FIV hasta un 70% incluso en los casos más graves de infertilidad masculina.
Las indicaciones para el procedimiento son las mismas que para las del ICSI, pero además se recomienda hacerlo si el hombre o su familia ha tenido casos de mutación genética, patología y enfermedades congénitas. Además, el método permite eliminar casi por completo la posibilidad de tener un hijo con patologías.

Teniendo en cuenta las modernas tecnologías de reproducción asistida en medicina, hoy en día incluso un hombre con problemas críticos de salud sexual puede realizar la fertilización.
Por lo tanto, no hay que rendirse y siempre llegar al final. Tal vez una de las técnicas adicionales de ICSI, PICSI o IMSI le ayude a tener su propio hijo, que hará feliz su familia.
¡Contáctenos hoy para obtener ayuda y haremos nuestro mejor esfuerzo y aún más!

Puede estar interesado en:
02.09.2021
La acupuntura en la reproducción asistida
La acupuntura es un antiguo procedimiento chino que utiliza agujas especiales para dirigirse a puntos biológicamente activos del cuerpo humano. La reflexología se considera medicina alternativa, pero muchos médicos reconocen su eficacia y la prescriben junto con la terapia tradicional para mejorar su efecto.
Más detalles
30.03.2020
Pros y contras de la FIV
Según las estadísticas, el 20% de las parejas se enfrentan a problemas con la concepción. Las dificultades pueden surgir por varias razones, entre las que predominan los problemas de salud individuales.
Más detalles
30.03.2020
FIV después de 40 años
Algunos creen que si una mujer tiene 40 años, no podrá realizar su sueño de toda la vida de convertirse en madre. Pero esta opinión es errónea, a pesar de que a esta edad se reduce la función reproductiva y la probabilidad de fecundación del óvulo. Los especialistas del centro «VittoriaVita» enseñarán la felicidad de la maternidad a través del método de FIV.
Más detalles