Inyección intracitoplasmática de espermatozoide (tratamiento ICSI)

Inyección intracitoplasmática de espermatozoide (tratamiento ICSI)

Esta metódica se usa desde el año 1992. La métodica consiste en que el ovocito se fecunda por inyectar un espermatozoide en su citoplasma, de esta manera se obtienen embriones que luego se transfieren a la cavidad uterina de una mujer. Se escoge el mejor espermatozoide para la inyección  El empleo del tratamiento  ICSI se usa en el caso de la infertilidad masculina, es decir,  poca concentración de espermatozoides, su reducida movilidad, vasectomía, infertilidad inmunológica o fallos en la eyaculación.

En el caso de recibir tratamiento de quimioterapia o radioterapia se recomienda conservar una muestra de esperma, ya que estos tratamientos reducen la capacidad reproductiva de los espermatozoides. Si luego Usted tiene problemas con concebir de forma natural, intentos con el tratamiento ICSI y su muestra de esperma pueden dar buenos resultados.

En casos de la infertilidad femenina se usa la inyección intracitoplasmática de espermatozoide (tratamiento icsi) si los intentos anteriores de fecundación in vitro han fracasado por bajo número de espermatozoides o calidad de los ovarios. Si hay posibilidades de transmisión de una enfermedad genética, se recomienda realizar una identificación de embriones genéticamente sanos.

Los pasos que se realizan en la inyección microinformática de espermatozoides (tratamiento SIC)son los mismos que en FIE, la única diferencia es que la inseminación se realiza introduciendo un espermatozoide elegido previamente en el citoplasma del ovocito. El triunfo de este procedimiento depende de forma proporcional de la edad de la mujer.

El empleo de esta metódica igual que la de fecundación in vito tiene en cuenta la probabilidad de un embarazo gemelar y de un embarazo múltiples si se transfieren tres embriones a la cavidad uterina de la mujer. Por lo que suelen transferir solo dos embriones.

línea gratis para españoles - +349 11 233 253