Inyección intracitoplasmática de espermatozoide (tratamiento ICSI)

Inyección intracitoplasmática de espermatozoide (tratamiento ICSI)

Es una metódica utilizada desde 1992, consiste en que el ovocito se fecunda inyectando un espermatozoide en su citoplasma, y se obtienen embriones que luego se transfieren al útero de la mujer. Se escoge el mejor espermatozoide para la inyección  El empleo del tratamiento  ICSI se da cuando la infertilidad es masculina, poca concentración de espermatozoides, reducida movilidad de estos, un hombre con vasectomía, infertilidad inmunitaria o fallos en la eyaculación.

Cuando se dan casos de hombres que van a someterse a tratamientos de quimioterapia o radioterapia y antes de estos desean conservar una muestra de esperma, ya que estos tratamientos reducen la capacidad reproductiva de los espermatozoides, después si no consiguen una concepción natural con el tratamiento ICSI y su muestra de esperma se consiguen muy buenos resultados.

En casos de infertilidad femenina se usa la inyección intracitoplasmatica de espermatozoide (tratamiento icsi) si los intentos anteriores de fecundación in vitro han fracasado, bajo número o calidad ovárica, o si hay posibilidades de transmisión de una enfermedad genética y se necesita realizar una identificación de embriones genéticamente sanos.

Los pasos que se realizan en la inyección intracitoplasmatica de espermatozoide (tratamiento icsi)son los mismos que en una FIV, la única diferencia es que la inseminación se realiza introduciendo en el citoplasma del ovocito un espermatozoide elegido previamente. El triunfo de este procedimiento depende de forma proporcional de la edad de la mujer.

El empleo de esta metódica igual que la fecundación in vitro tiene en cuenta la probabilidad de un embarazo gemelar y de un embarazo múltiples si se transfieren tres embriones al útero de la mujer. Por eso normalmente solo se transfieren dos embriones.

Precio total del tratamiento

SUBROGACIÓN

FIV CON ÓVULOS DONADOS