Maternidad subrogada en Singapur

Hoy en día conforme a la legislación de Singapur, la maternidad subrogada se considera ilegal. El Ministerio de Salud emitió una directiva que prohíbe la maternidad subrogada y al cualquier centro que presta servicios de tecnologías de reproducción asistida le pueden suspender o incluso revocar la licencia. Como está indicado en el párrafo 4.11.2. de la presente Directiva:

Las siguientes procedimientos no deben realizarse en ningún centro que proporcione servicios de TRA:

(I) Compra y venta de embriones, ovocitos y espermatozoides;

(II) La maternidad subrogada (bajo el concepto de maternidad subrogada se entiende la inseminación artificial de una mujer con un objetivo de transferir a su cavidad uterina un embrión el que la gestará para otra persona o pareja con fin altruista o lucrativo);

(III) Reducción del feto por razones sociales y financieras;

(IV) Aplicación de métodos con el objetivo de seleccionar los espermatozoides para determinar el sexo del bebé.

Teniendo en cuenta que los servicios de maternidad subrogada son ilegales en Singapur, las parejas infértiles de Singapur que desean convertirse en padres, tienen que ir a Ucrania, Malasia o Laos para participar en programas de maternidad subrogada.

Además, cabe señalar que la participación de una madre subrogada en un programa en el extranjero también es bastante arriesgada. Incluso si la maternidad subrogada es legal en otro país, esto no significa que los tribunales de Singapur reconozcan la legalidad del acuerdo sobre la prestación de servicios de maternidad subrogada debido al hecho de que en Singapur este tipo de contrato es nulo.

Por lo tanto, las parejas infértiles en Singapur siguen disponiendo de las siguientes posibles soluciones de la infertilidad tales como inseminación intrauterina y fertilización in vitro aunque no siempre sean útiles.

línea gratis para españoles - +349 11 233 253