En Portugal han legalizado la maternidad subrogada

Comments: 0 | Septiembre 19th, 2016

En 2016 en Portugal legalizaron la gestación subrogada. La discusión del proyecto duraba 3 años. La primera versión de la Ley fue aprobado el 13 de mayo del año 2016, pero luego fue vetado por el presidente del país. El exigía que el proyecto se contiene todos los derechos y obligaciones de todos los participantes del proceso. Como el resultado el texto de la Ley fue renovado y al presente la maternidad subrogada está legalizada y regulada.

Los artículos principales de la Ley sobre la maternidad subrogada en Portugal

  1. Recurrir a la gestación subrogada pueden las parejas heterosexuales en aquellas la mujer no tenga útero o que sufra de algún problema en este órgano lo que le impida quedarse embarazada de forma absoluta y definitiva. Las dichas causas tienen que estar confirmadas por los documentos correspondientes y oficiales.
  2. La madre por sustitución no pueda hacerlo de forma remunerada, sólo por motivos altruistas
  3. Hay que firmar el contrato por la forma escrita entre la madre subrogada y los padres procrecionales en el cual pone los derechos y los obligaciones de las participantes, las medidas para la actuación en situaciones imprevistas.
  4. Después del nacimiento del bebé, la paternidad se establece a los padres biológicos.

Según la Ley la gestante sustituta renuncia a cualquier derecho de paternidad con el recién nacido.

Además los padres procrecionales tienen que compensar los posibles gastos derivados del embarazo tales como el seguimiento médico, el salario por ausencia del trabajo y etc. No obstante en caso de subrogación altruista sería mejor someterse al proceso en caso de que la gestante sea un familiar.

De momento la Ley está sometida al proceso de elaboración que regulará ciertas condiciones tanto para hombres o mujeres solos y solas como para las parejas homosexuales.

Aún la sociedad le cuesta aceptar la maternidad subrogada como un proceso normal y a veces la única opción para unas parejas con infertilidad. Por eso insistían en el proceso de adopción aunque eso toma más tiempo y tiene unos requísitos más estrictos que para la maternidad por sustitución.

La maternidad subrogada o como dicen también “vientre de alquiler” debe ser estrictamente regulada para prever y cubrir todos los riesgos posibles tanto del parte jurídico como del parte médico.

Comments

comments

Leave a Reply