La maternidad subrogada en Ecuador

Comments: 0 | Febrero 23rd, 2017

Durante toda existencia de la humanidad el objetivo principal de la creación del matrimonio o solamente relaciones entre hombres y mujeres fue de continuar la generación familiar – el nacimiento de los heredados. En los tiempos lejanos el pronóstico de “infertilidad” sonaba para muchos como una sentencia muy horrible y estigma vergonzoso. Pero hoy en día las tecnologías modernas dan a las parejas infértiles la oportunidad de concebir un hijo tan deseado con la ayuda de estas tecnologías reproductivas y programas de maternidad subrogada. Aunque la maternidad subrogada moderna como el método de curar la infertilidad no es apropiado para algunas religiones.
En 1991 el congreso EEUU aunque ha aprobado el programa de maternidad subrogada pero en algunos de sus estados, hasta hoy día, existe la prohibición para este. La constitución americana prevé el derecho propio de cada ciudadano tomar las normas legales en el sector de sanidad.
En algunos países de América Latina se permite beneficiarse de servicios reproductivos pero no se reglamenta de ningún modo por la ley. A estos se refiere Ecuador. Los programas de maternidad subrogada y FIV se realizan sólo en las clínicas privadas y en caso si aparezcan los casos imprevistos, no se podrá solucionarles con la ayuda de trámites judiciales.

El precio de los servicios en Ecuador

Las ofertas de las mujeres que están listas de ser madres subrogadas la suma se varía desde 10 000 dólares hasta 20 000 dólares. Y el mismo programa de tratamiento de infertilidad cuesta cerca de 100 000 euro. En comparación con otros países como India, Rusia, Georgia, Ucrania, Kazajstán, República Sudafricana, en América Latina el precio es más alto por tales servicios. Por ejemplo las mujeres indias ganan desde 8 000 dólares hasta 10 000 dólares, y coste del programa – es cerca de 20 000 dólares.
Según la estadística de organizaciones mundiales de sanidad cerca de 15% de parejas con la edad desde 18 hasta 49 no pueden tener hijos por la razón de infertilidad. Algunas en este caso recurren a las tecnologías reproductivas. Así como, en la mayoría de los países, están prohibidas por la ley o tampoco la religión no deja usar el medio de fecundación in vitro, las parejas piden la ayuda al extranjero.
Las causas que han suscitado tal decisión pueden ser los siguientes factores:

  • El alto coste de servicios del programa.
  • Límites en la realización de tratamiento a alguna clase de gente.
  • La prohibición legal a los servicios de maternidad subrogada y FIV.
  • El deseo de guardar en secreto tal modo de tratamiento.

Cuando la persona piensa que en otro país la medicina sea de calidad más alta y más segura, en cambio del país en que vive esta persona.

Comments

comments

Leave a Reply