Gestación subrogada: gestacional y tradicional

19.02.2021
Gestación subrogada: gestacional y tradicional
En este articulo:

Cada familia tiene un objetivo importante en la vida: convertirse en padres. Pero, lamentablemente, esto no les sucede a todos. Y algunas parejas nunca hubieran podido experimentar la felicidad y los sentimientos de los padres si no fuera por las mujeres que están dispuestas para tener y dar a luz un hijo para otra familia. Para ello, existe uno de los métodos de reproducción asistida para tratar la infertilidad: la gestación subrogada.

Se trata de un programa en el que una mujer, por su propia voluntad, da un acuerdo de quedar embarazada para tener y dar a luz a un hijo sin tener relación biológica, que luego será entregado a sus padres biológicos. Esto sucede en presencia de indicaciones médicas y consentimiento voluntario informado para la intervención médica.

Se usa cuando el embarazo y el parto están prohibidos o son médicamente imposibles para una mujer que quiere tener un bebé. Por ejemplo, la ausencia o desarrollo anormal de los órganos reproductores de una mujer, cambios estructurales y morfológicos en el endometrio, patologías extragenatales, patología genética, cuando el riesgo es demasiado peligroso para la vida de la madre y su hijo.
Una mujer físicamente y mentalmente sana, de 18 a 35 años, puede convertirse en madre subrogada. Debe tener hijos que nacieron de forma natural. Si la madre potencial está casada, entonces necesita un permiso por escrito del esposo para la FIV, certificado por un notario.

La mujer que actúa como madre subrogada por participar en el programa y por ayudar a un matrimonio, con el previo acuerdo, recibe una compensación material mensual y una remuneración después del nacimiento del hijo.

Los beneficios de la subrogación para estas mujeres incluyen:

  • la oportunidad de ayudar a una pareja con infertilidad;
  • completa confidencialidad;
  • soporte legal;
  • asistencia médica gratuita durante todo el período;
  • Puntualidad de los pagos en forma conveniente;
  • el apoyo psicologico;
  • la legalidad de todos los procedimientos.

Tipos de gestación subrogada

Dependiendo de cómo se llevará a cabo el procedimiento de fertilización, existen 2 tipos de subrogación: gestacional y tradicional.

La tradicional se caracteriza por el hecho de que la concepción se produce con la ayuda del esperma del hombre, que será el padre del niño, y del propio óvulo de la gestante, que dará a luz al feto. Este método nos llegó desde la antigua Roma, cuando los hombres vendían a sus esposas a parejas que no podían tener hijos. La fertilización se realizaba únicamente a través del contacto sexual con una madre «contratada», como resultado el nacimiento de un hijo legítimo de una pareja infértil. Por supuesto, ahora nadie usa este método durante mucho tiempo. Para la fertilización, se lleva a cabo una fertilización in vitro y se implanta un embrión ya sano en el útero de una madre subrogada.

Ahora se usa muy raramente. Esto se debe a la posición moral y ética de muchos países y religiones. La razón de esto son claros ejemplos cuando una madre sustituta no quiere renunciar al hijo que dio a luz, considerándolo suyo. Como el óvulo es suyo, el niño también tiene un 50% de relación genética y, de acuerdo con las leyes de la mayoría de los países, puede reclamar la patria potestad. Por tanto, este tipo de maternidad está prohibido en la mayor parte del mundo.

Subrogación gestacional. Este es el método más popular y es legal en la mayoría de los países tolerantes a la subrogación. El programa prevé el uso del esperma del padre genético y el óvulo de la madre (si no es posible conseguirlo, se utiliza el de la donante). Después de eso, se realiza la fertilización in vitro y los embriones más sanos se implantan en el útero de una madre sustituta. Ella lleva y da a luz a un niño y luego se lo pasa a los padres genéticos. Por lo tanto, se excluye la similitud genética con la madre sustituta y la pareja tiene su propio hijo. Este método se considera más humano y éticamente moral.

La GS gestacional se divide en:

  1. El programa usando sus propios óvulos. Una de las variantes de GS, cuando en el programa se utilizan las células sexuales de la pareja. Pero esto solo es posible si los ovarios de la mujer funcionan bien y pueden producir óvulos sanos. Para ello, la mujer se somete a una estimulación hormonal de los ovarios. Luego, en el laboratorio, los óvulos que están maduros se inseminan con el esperma del padre genético. Después de eso, los embriones maduros se implantan en el útero de una madre sustituta.
  2. Programa con óvulos de donante. Se utiliza con problemas de la futura madre con la producción de sus propios óvulos o anomalías genéticas. Se selecciona una donante de ovocitos para la pareja y ya esta se somete a la estimulación ovárica para obtener óvulos. Después de la fertilización con el esperma del padre genético, los embriones se transfieren a la cavidad uterina de la madre sustituta. Por lo tanto, el niño tiene la mitad de la similitud genética.
  3. La pareja trae a su madre gestante. Esta mujer es un pariente directo o simplemente una mujer cercana a la familia. Las ventajas de este método es que la pareja es emocionalmente cercana a esta mujer, conocen sus hábitos y cualidades, lo que significa que confían más en ella y la gestante está menos nerviosa. Y también hay ahorros en la selección de gestante y la remuneración final.

En Ucrania, a nivel legislativo, se permite participar en programas de gestación subrogada, pero solo gestacional. La pareja puede usar sus propios óvulos o óvulos donados.

Puede estar interesado en:
02.04.2020
La diferencia entre FIV y IIU
El número de parejas infértiles en el mundo está creciendo. El número de matrimonios que no pueden tener hijos varía entre el 8 y el 25% y no ha disminuido en los últimos años. En la mayoría de los países europeos, alrededor del 10% de las parejas son infértiles, en los EE.UU. – del 8 al 15% (dependiendo del estado), en Canadá – alrededor del 17%, en Australia – más del 15%.
Más detalles
09.04.2020
Diferencia entre FIV e ICSI
La infertilidad es el problema más serio y actual en todos los países del mundo. Estadísticamente, una de cada cinco parejas casadas, se encuentran con problemas de concebir al niño. Más de cincuenta millones de parejas en todo el mundo, de edad fértil, están recurriendo a las tecnologías de reproducción asistida. Y desafortunadamente, el número de estas parejas, aumenta cada año.
Más detalles
06.04.2020
Embarazo ectópico y FIV: cómo decidir hacer de nuevo el procedimiento
Para la salud de las mujer, el embarazo ectópico es un golpe serio. La cuestión de la posible concepción en el futuro, preocupa casi a todo el mundo. Especialmente importante, es evaluar las perspectivas y los riesgos para las mujeres, que planean la fecundación in vitro.
Más detalles