Maternidad sustituta en Lituania

Maternidad sustituta en Lituania

La maternidad sustituta en Lituania es un tema muy actual, y al mismo tiempo contradictoria.  El Gobierno no consigue definir su posición en relación a la maternidad sustituta como una de las tecnologías de reproducción asistida más modernas y efectivas.

La actitud de la iglesia católica es abiertamente negativa, pero los ciudadanos de Lituania (sobretodo las parejas sin hijos) se manifiestan a favor de la legalización de la maternidad sustituta en el país, ya que este paso ayudará a un gran número de familias a dejar de gastar tanto tiempo en busca de una madre de sustitución fuera del país.

Según los datos del Departamento Estadístico del país, cerca de 55 000 parejas sin hijos en edad reproductiva (18-49 años) residen en Lituania. Las familias, que durante más de un año han tenido relaciones sexuales sin protección y no han conseguido concebir se cuentan como infértiles. La cantidad de parejas que sufren de infertilidad es incierta pero se acerca a los 50 000. Además a este cuadro alarmante se pronostica que el número de parejas infértiles aumentará a 2000 más cada año. Para la mayoría de nosotros esto solo son cifras. Pero en realidad son personas que ven sus sueños truncados y tienen que decir adiós a su felicidad familiar por culpa de la infertilidad. Penosamente muchos dejan de intentarlo pero la mayoría no se da por vencida.

Una gran influencia tiene la iglesia católica y la incertidumbre del gobierno de Lituania frenan el proceso de decisión del problema relacionado con la utilización de la maternidad sustituta como un método de TRA en beneficio de parejas sin hijos.

Las leyes sobre la utilización de FIV (Fecundación In Vitro), vitrificación y conservación de embriones, donación de óvulos, la maternidad sustituta se ha puesto en consideración  varias veces y pasa de unas instituciones a otras, y su solución se alarga durante un tiempo indeterminado. A pesar de la indiferencia y la inactividad del Gobierno, un leve progreso médico se observa: la cantidad de familias que reciben tratamientos modernos mediante diferentes métodos legales, aumenta, pero el nivel de natalidad disminuye.

En algunas ciudades como Vilnius, Kaunas y Klaiped se encuentran algunos centros médicos especializados en tecnologías reproductivas, donde parejas sin hijos pueden no solo conocer las causas de su infertilidad, pero también recibir ayuda psicológica y pasar el tratamiento necesario.

No es de extrañar que los ciudadanos de Lituania prefieren buscar ayuda en otras clínicas europeas. La mayoría de las parejas sin hijos eligen Ucrania, ya que en nuestro país todos los aspectos de la maternidad sustituta están estrictamente regulados por la Legislación. La elección del lugar y de la madre de sustitución dependen en gran parte de la posibilidades económicas de la familia.

Hay muchas discordancias entre las opiniones respecto a la maternidad sustituta. En un forum de Lituania sobre la maternidad sustituta una mujer escribió : ” Si yo no pudiera nunca ser madre, estaría toda mi vida agradecida a la mujer que dió a luz a mi hijo y me regaló la felicidad de ser madre” . A causa de concepciones religiosas, algunas participantes de la correspondencia son muy negativas a lo que respecta a la maternidad sustituta, otras escribían que nunca aceptarían ser una madre sustituta para otra pareja. Entre todas las respuestas esta es la que más llama la atención:  “Si mi hija, hermana o una amiga cercana necesita mi ayuda como madre de sustitución yo siempre hecharé una mano, ya que el mayor regalo que alguien puede recibir es una pequeña vida….”

Precio total del tratamiento

SUBROGACIÓN

FIV CON ÓVULOS DONADOS