Victoria y Paul, 45 años

( niño )
Fecha:
06.05.2019

Paul y yo hemos intentábamos de hacerse padres por más de 20 años. Tengo el síndrome de Asherman, una enfermedad en la que aparecen adherencias en el útero. Debido a esto, tuve dos abortos espontáneos y un embarazo ectópico. Hacer FIV con esta imagen de la enfermedad es inútil. En algún momento me quedó claro que yo misma no podría gestar al niño.

Entonces nosotros con Paul tratamos de adoptar un niño en Rusia. Pasamos chequeos, recolectamos un millón de documentos y confirmamos que somos una buena familia potencial. Pero luego se empezaron algunas dificultades. En la agencia con la que trabajamos, dijeron que las leyes están cambiando en el país y ahora es difícil para los extranjeros adoptar el niño. Así que nosotros por cuarta vez NO nos convertimos en padres.

Por eso, sin exagerar, la maternidad subrogada fue nuestra última oportunidad. Además necesitábamos óvulos de donante. Tenía 43 años y los míos no eran adecuados para la FIV.

Entrevista con la agencia

Inmediatamente decidimos que nos iríamos a Ucrania. Los parientes lejanos de Paul viven allí, por lo tanto, estamos muy familiarizados con el país. Nuestro abogado confirmó que todo en Ucrania es legal y que hay mucha experiencia de subrogación positiva.

Elegimos bastante rápido a agencia VittoriaVita. Nos gustó que haya mucha información en el sitio web y que todos los presupuestos estén en el dominio público. Dejamos la solicitud y nos llamó la gerente Natasha. Hablamos con ella durante una hora y media y le preguntamos por todo. ¿Tiene licencia la clínica? – si – ¿Puede realizar DGP y elegir el sexo del niño? – si – ¿Da alguna garantía? – Sí, en el programa de «Garantía» definitivamente se convertirán en padres. – ¿Puede una gestante dejar a un niño? – No, es contra la ley.

Natasha envió los cuestionarios de tres posibles madres subrogadas. Una que nos gustó especialmente: tenía el pelo rojo rizado, pecas, y también una sonrisa muy buena en la foto. Ella tenía dos hijos – también rizados. En general, ella fue la que nos conquistó.

Natasha nos organizó una conversación en Skype. Le preguntamos a esta mujer por qué quería ser una gestante. Ella respondió: «Quiero ayudarles a convertirse en padres, pero antes que nada, lo hago por el bien de mis hijos. Quiero comprarnos un apartamento más espacioso». Fue agradable que ella respondiera honestamente.

La siguiente pregunta que hemos resuelto con ayuda de Natasha fue una donante de óvulos. Del catálogo hemos elegido a una mujer que parecía un poco a mí por tipo de cara, forma y color de cabello.

Nuestro niño

En un mes y medio volamos a Ucrania para una cita en la clínica. Nos encontraron en el aeropuerto y nos acompañaron los dos días a donde sea necesario: a la consulta con médico, recolección de esperma, análisis de sangre, notaría … En general, el conductor nos hizo la vida más fácil. Es bueno que está previsto este momento por la agencia.

Firmamos un acuerdo con la agencia, conocimos a nuestra madre subrogada pelirroja y Paul dejó el esperma.

Después de 2 días nos fuimos volando y en Ucrania todo estaba empezando. Los médicos lograron crear 15 embriones pero la prueba de DGP mostró que solo tres estaban sanos. De estos solo uno se ha engendrado. Niño.

Cómo experimentamos el embarazo a una distancia de 2000 km

Mientras no te encuentres con un proceso de subrogación, no comprendes completamente lo extraño y hermoso que es esto. A veces me despertaba en medio de la noche y pensaba: Dios, MI hijo está creciendo ahora mismo en OTRO país. ¡Esto es una especie de surrealismo!

Estudié una pila de libros sobre obstetricia y ginecología para comprender cómo se está desarrollando un bebé. Entonces me desperté en medio de la noche y pensé: bueno, nena, ahora son 12 semanas, es decir, el niño ha crecido a 6 cm, ¡y sus uñas están empezando a aparecer!

Y una vez en una conversación por Skype la gestante nos contó sobre su antojo que siempre quería camarones. Me encantó y le dije a mi esposo que el niño aún no había nacido, pero que ya se parecía a él. Simplemente vivimos cerca del mar y más que nada a mi marido le encantan los camarones.

En la semana 20 a nuestra gestante la regalamos un doppler fetal. A través de Skype nos dirigimos al bebé y la gestante escuchaba su corazón. Nos parecía que de esta manera nos comunicamos con nuestro hijo.

Cuando el niño estaba de 28 semanas de gestación, grabé varios cuentos de hadas en la grabadora. La gestante ponía esta grabación para que el niño se acostumbrara a mi voz. Y mi esposo cantó algunas canciones con una guitarra. Espero que el niño haya estado contento de escuchar las baladas de rock clásico interpretadas por su padre.

Otro milagro moderno es el ultrasonido 3D. En general a nosotros nos enviaban con frecuencia los resultados de ultrasonido de gestante, ¡pero la ecografía en 3D es algo increíble! Parece que estás mirando a través del vientre y ves al niño en tiempo real.

Cuando llegó el momento de dar a luz Paul y yo teníamos una imagen que ya estábamos familiarizados con el niño y nos hicimos amigos.

Nacimiento de hijo

Durante las contracciones Paul y yo estábamos con junto con la gestante. Íbamos a apoyarla de alguna manera, hacer un masaje lumbar o al menos tomarle la mano. Pero ella dijo que era lo que distraía y por ellos sentía más dolor. Por lo tanto solo le dimos agua y durante los episodios respiramos con ella. El marido también lo intentaba especialmente cuando la enfermera decía: «Respira profundamente y relaja el útero» 🙂

A la sala del parto solo dejaron entrar a mí. Los médicos dijeron que Paul sería superfluo: en primer lugar, hay muchas personas en la sala, y en segundo lugar, los hombres apenas soportan semejante espectáculo. Paul fue admitido inmediatamente después de la aparición de su hijo pero me parece que no era injusto. Tal vez este es mi único reclamo a VittoriaVita. A los padres hay que dejar ser presentes durante alumbramiento.

Organización de papeleo – 5 semanas

Sobre todo preocupamos por los documentos para el niño pero resultó que era en vano. En Registro Civil ucraniano nos dieron un certificado de nacimiento y allí estamos inscritos como papá y mamá.

Luego fuimos a la embajada. Fuimos allí varias veces pero en resumen todo fue así: Paul trajo los resultados de la prueba de ADN y la madre subrogada confirmó que no tenía ninguna relación con el niño. También respondieron un montón de preguntas formales como: «¿Si fue todo voluntario?».

Como resultado recibimos los documentos después de 5 semanas. Parece que es mucho tiempo. Pero mi esposo y yo solo fuimos dos veces al notario y dos veces a la embajada. El conductor nos llevó de un lado a otro, así que no hubo dificultad. Del resto de los documentos se encargaba Oleg, el abogado de VittoriaVita, y Natasha, nuestra gerente.

Estamos en casa y mi actitud hacia el niño “donante”

Para ser registrada yo como madre en nuestro país tuve que hacer pequeños retoques en diferentes estaciones gubernamentales. Paul una vez más presentó los resultados de la prueba de ADN lo bueno fui inscrita como madre ya que soy la esposa de Paul.

Los amigos me preguntaron si tenía un sentimiento de celos porque el niño no es genéticamente mío. No hay nada de eso. Este niño es completamente nuestro con Paul, yo soy su madre, le amo y punto. En VittoriaVita nos hicieron una sesión de fotos familiar cuando nuestro hijo tenía tres semanas de edad. Incluso me parece que en esas fotos tenemos rasgos faciales similares.

Conclusiones: los pros y contras de la maternidad subrogada en VittoriaVita

Nunca nos hemos arrepentido del programa de subrogación. Tuvimos una experiencia positiva de subrogación.

En VittoriaVita todo está organizado para que te sientas involucrada en el embarazo. Envían constantemente los resultados de pruebas, ultrasonido. Siempre se puede hablar con la gestante.

Mientras vivíamos en Ucrania después del parto nos sentimos casi como en casa. Probamos borsch ucraniano, albóndigas, rosquillas, tortitas.

Natasha realmente ayudó a adaptarse: me dijo qué ver en Kiev, donde hay buenos restaurantes. Aconsejó recuerdos: compramos calcetines calientes de Cárpatos, collar de ámbar y tés de hierbas. Creo que ella hizo más de lo que debería haber hecho en virtud del contrato.

Me pidieron que indicara en el testimonio las partes más débil y más fuerte de VittoriaVita.

Ya llamé el menos: los padres que quieren asistir en el parto deben estar allí.

Y la ventaja – es un enfoque decente a todo. Cumplen el contrato, son humanos, apoyan y ayudan. ¡Gracias!

  • línea de retorno
    La paternidad puede provocar muchas preguntas, incertidumbres y preocupaciones. Pero no se preocupen. Nuestro conocimiento y experiencia ya ayudaron a las parejas a arrojar luz sobre todos los aspectos de este problema. Con nuestra ayuda y dirección, fácilmente se convertirán en una de ellas: en los padres felices
  • Póngase en Contacto
    Devolución de Rellamada
    *Required fields