Legislación y la maternidad subrogada en España

 Regulación de la maternidad subrogada en España

Como casi todos los países europeos España no tiene posición firme en cuanto a maternidad subrogada. Un gran número de parejas españoles se enfrenta con la infertilidad. Alrededor del 15 % de las parejas no logran concebir sin ayuda ajena.
Cada año más de 800 familias se ven obligados a viajar a otros países para combatir la infertilidad utilizando el método de la maternidad subrogada. Sin embargo gracias a estas nuevas tecnologías de reproducción asistida un inmenso número de esas parejas han conseguido concebir un niño y ser una familia feliz.

La Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida regula y controla todas las cuestiones en cuanto a TRA.

Las técnicas de reproducción asistida aprobadas por el estado se consideran los siguientes:
– inseminación artificial
– fecundación in vitro
– inyección intracitoplasmática
– traslado intratubárico de gametos

Está permitida la transferencia de no más que tres embriones en cada sesión de reproducción asistida. Suelen trasferir solo dos embriones para evitar embarazos múltiples. La donación de gametos tiene que ser estrictamente no lucrativa, salvo reembolso de transporte o remuneración del día laboral. Las donaciones no pueden ser recompensadas. Está prohibido hacer publicidad sobre pagos por la donación de gametos.

La maternidad subrogada es ilegal en España según el artículo 10, Ley 14/2006 del 26 de mayo sobre las Técnicas de Reproducción Asistida Humana. Cualquier contrato compuesto en el territorio español que implica maternidad subrogada tanto altruista como comercial es nulo. De acuerdo a la legislación de España la madre es la mujer que dio a luz al bebé. De esta manera los padres biológicos no tienen ningún derecho legal sobre el niño. Solo el padre, en caso si fue usado su material genético para concebir, puede pedir la custodia y los derechos legales sobre su hijo.

línea gratis para españoles - +349 11 233 253