La infertilidad masculina

 La infertilidad masculina, tipos y tratamiento

En un 50% de las ocasiones las parejas que no consiguen concebir la dificultad se encuentra al menos en parte se vincula con la infertilidad masculina. La fertilidad masculina obedece a la formación y calidad del esperma que produce. Normalmente el problema estriba en espermatozoides mal desarrollados o poco desarrollados.

En un treinta, cuarenta por ciento de los casos no se revela nada que cause la infertilidad masculina aunque en el espermiograma se percibe un empobrecimiento de la calidad del esperma. Entre las causas demostrables más comunes encontramos:

Varicocele– es la presencia de varices en las venas del cordón espermático, al haber un aumento de la circulación sanguínea por las venas la temperatura del testículo crece lo que produce un deterioro de la función testicular. El tratamiento es quirúrgico y se basa en una ligadura de las venas varicosas. El varicocele no siempre causa la infertilidad, aunque es la causa más común de infertilidad masculina, y no siempre se mejora el estado con la intervención quirúrgica, aunque las posibilidades de éxito son elevadas.

Trastornos del esperma– si los espermatozoides que se producen tienen mala calidad o poca movilidad, forma anormal o se encuentran en baja concentración, o que los espermatozoides directamente no se produzcan.

Eyaculación retrógrada– este tipo de infertilidad masculina está causada por un fallo en los nervios y músculos del cuello de la vejiga lo que hace que este conducto no se cierre el esperma retroceda a la vejiga en vez que salir por el pene lo que no permite que el esperma se deposite en el interior de la vagina. Puede ser provocada por una operación anterior, medicamentos o alguna enfermedad nerviosa.

Obstrucciones en el camino de los espermatozoides, hormonas que dificultan la función normal de los testículos, medicamentos que influyen negativamente en la capacidad reproductiva del hombre.

Genético– las causas de infertilidad masculina genética son múltiples aunque poco frecuentes.

Infertilidad masculina inmune– el organismo del hombre puede tener anticuerpos anti espermáticos que se ensamblan con los espermatozoides y pueden impedir su buena movilidad o destruirlos en cuanto entre en contacto con otros agentes en el útero.

Si después de consultar con su médico no se ha detectado ninguna causa de la infertilidad masculina o tras tratamientos medicamentosos o quirúrgicos no se ha logrado solucionar el problema, puede hacer uso de las modernas tecnologías de reproducción asistida. Las TRA ofrecen diferentes opciones como la IIU (Inseminación intrauterina, introducción del esperma directamente en el útero de la mujer), FIV (Fecundación in Vitro, el ovulo se pone en contacto directamente con los espermatozoides en un laboratorio), IICE (Inyección intracitoplasmática de espermatozoides, el espermatozoide se inyecta directamente en el ovulo) o la donación del esperma.

La calidad del esperma disminuye con el tabaco, el alcohol, las drogas, una forma de vida poco saludable, traumatismos en los genitales masculinos, enfermedades de transmisión sexual o enfermedades infecciosas.

Es importante realizar revisiones y análisis regularmente para poder prevenir cualquier infección o posible problema antes de que este se convierta en el problema de su vida.

Precio total del tratamiento

SUBROGACIÓN

FIV CON ÓVULOS DONADOS